El libro flotante de Caytran Dölphin_ <<

 

#577

Qué placer imaginar el hundimiento. Ver hundirse las principales instituciones del mundo, instituciones que tantos padres hacen respetar a tantos hijos, a la fuerza, sin escudriñar, por cumplir. Hundido el Museo Británico, hundido el estado, hundido el Vaticano, hundido el senado, hundidos los congresos, las escuelas y las universidades. Hundidos los presidentes de América Latina y su deseo de grandeza y poder. Hundidos todos.

 

Agregar comentario:

Nombre: *

Email: *

* Opcional

Por favor, responda a esta pregunta para validar su comentario:
¿De qué color era el león amarillo de Carlo Magno?