El libro flotante de Caytran Dölphin_ <<

 

#7

Cada cuerpo se convierte en fantasma. Una vez que aquel desaparece, lo que queda ardiendo es el nombre. Pero pronuncia el nombre de quien odias o amas, y te darás cuenta que tira de ti. Tu nombre, que no podrá ser pronunciado por el otro, se vuelve fantasma.

 

Comentario 1
Nada hay más allá de las palabras. Las cosas doblegan sus cuerpecillos materiales dentro de cada concepto, y si alguna escapa, nace súbito otro concepto que la caza, la capa, la esteriliza, la mata. Definirse es morir, y la única posiblidad de existir, todo a un tiempo.
Autor: Judit Arnau

Comentario 2
El nombre hace la cosa, y no al revés. Porqué el tanto monta, monta tanto no siempre sirve.

Comentario 3
El nombre es arquetipo de la cosa, aseguraba Borges en sus llameantes metafísicas. Por qué permanecer puro, casto, existente, cuando podríamos transmutar con sólo nombrar dos palabras (para nada mágicas) y cambiar de vida, cambiar la vida. Ser. Esa nostalgia que permanece latente entre el nacer y el morir: entre la nada y nada.
Autor: Diego Maenza Email: diegomaenzav@hotmail.com

Comentario 4
Y Jabès afirmaba: Para existir se necesita primero ser nombrado.
Autor: Diego Maenza Email: diegomaenzav@hotmail.com

Comentario 5
Este aforismo demuestra mejor que ningún otro la pretensión de Iván. Es lo que ha pasado con V., con Valdrás, con Ignacio, con el mismo Iván, conmigo. Es decir con nuestras historias. Podría hablar de Iván Romano (ya que en parte por él han sido inspiradas estas reflexiones: retumba una frase en mí cuya autoría me es imposible rastrear por los escombros acumulados en mi memoria: escribir es escribir siempre en contra de alguien), pero hablar de él sería hablar de un fantasma que nunca me atormentó y que no creo pueda hacerlo, un fantasma cuyos contornos me son indefinibles. Y si he decidido plasmar estas memorias ha sido únicamente por emprender uno de mis múltiples y heterodoxos viajes. Iván Romano y sus afanes inquisidores han sido la excusa, el pretexto necesario para esta empresa.
Autor: Caytran Dölphin Email: caytrandolphin@hotmail.com

Agregar comentario:

Nombre: *

Email: *

* Opcional

Por favor, responda a esta pregunta para validar su comentario:
¿De qué color era el caballo blanco de Sherlock Holmes?