El libro flotante de Caytran Dölphin_ <<

 

#5

¿Volver? Si nunca estuve, si no pertenecí. No era mi origen sino un sitio de paso. Volver sería pedir hospitalidad en el infierno.

 

Comentario 1
El infierno era mi origen. ¿ Volver? No. Estuve y pertenecí. La hospitalidad es un sitio de paso.

Comentario 2
Allí descubrí lo que todo visionario ha soñado: un lugar de ínfima apacibilidad. Paradisiacos cánticos rondaban mis mañanas, mis noches. Descubrí que se puede ser feliz. Pero la felicidad, nos han enseñado los filósofos terrenos (a nosotros ángeles de oscuridad) es efímera. Su razón de ser es la fugacidad. Y mi sitio es la eternidad. Por ello bajé. Volver sería mendigar felicidad en ese cielo tan aborrecible.
Autor: Diego Maenza Email: diegomaenzav@hotmail.com

Comentario 3
Y adónde regresar, después de tantas vidas. ¿A casa?, ¿cómo es?, ¿hacia dónde queda? Quizá este retorno que he emprendido sea para hallar un poco de lo que aún se puede salvar de mí. Quizá esa sea la razón del sueño. Hundirme en los espejismos de mi memoria para poder hallar los vestigios en esa ciudad inundada y derruida que es mi alma. Y adónde volver, ¿al laberinto londinense donde me perdí tantas veces en tantas noches de tragos y putas? ¿A las salas de Paris para rodearme de esa fauna de pedantes y egoístas? A recorrer nuevamente, con el mismo cansancio de cada vez, los palacios de Siena o los caminos de Monterrey? ¿Al agotamiento de andinos parajes? No. Volver nunca. Seguir. Soy el caminante de mi alma. Soy el que profesa la loable religión de los desarraigados. Por ello dejé todo. Deje casa, familia, amigos, y dejé a V., de quien el pobre Iván ni siquiera sospecha. ¡Ay Romano, cuán infructuosos han sido tus esfuerzos! ¡Cuán infructuosa ha sido tu vida! Ojalá, donde estés, pudieras leer estas líneas. Has regresado una y otra vez. Has solicitado refugio en el infierno y eso no lo cambiarán estas palabras.
Autor: Caytran Dölphin Email: caytrandolphin@hotmail.com

Agregar comentario:

Nombre: *

Email: *

* Opcional

Por favor, responda a esta pregunta para validar su comentario:
¿De qué color era el perro blanco de Napoleón?