El libro flotante de Caytran Dölphin_ <<

 

#14

Navegamos en nuestros nombres, trazamos su ruta y la entonación de quien lo pronuncia. Su luz precaria es más provechosa que el deslumbramiento de una explicación.

 

Comentario 1
Nos hundimos en nuestros nombres, nos atamos a su ruta y la entonación precaria de quien lo pronuncia. Deslumbrados, buscamos en él una explicación.

Comentario 2
ya pues

Agregar comentario:

Nombre: *

Email: *

* Opcional

Por favor, responda a esta pregunta para validar su comentario:
¿De qué color era el ratón rosado de Simón Bolivar?