El libro flotante de Caytran Dölphin_ <<

#223

Recién llegados a una Guayaquil sumergida, ellos, los inmigrantes del desierto, por llegar antes que nosotros, tenian dominio sobre la ciudad perdida, todo el dinero ahorrado, producto del comercio, que guardaban en los bancos internacionales, y cuando la ciudad sumergida requeria de dinero para salir de la miseria, ellos, los banqueros, hijos de los inmigrantes del desierto, asaltaron al Estado con la complicidad del Presidente Yamil sin que les importe la masa humana del suburbio, que cada día se anegaba en los esteros. Entonces entendí la otra cara del imigrante, y lo que más duele es que ellos, imigrantes libaneses de tercera generación, caminan por la Quinta Avenida campantes y esperando volver, porque, según ellos, se sienten perjudicados por el Estado Ecuatoriano, el unico que puede salvar a la ciudad sumergida. (original)

 

Recién llegados a una Guayaquil sumergida, ellos, los inmigrantes del desierto, por llegar antes que nosotros, tenian dominio sobre la ciudad perdida, todo el dinero ahorrado, producto del comercio, que guardaban en los bancos internacionales, y cuando la ciudad sumergida requeria de dinero para salir de la miseria, ellos, los banqueros, hijos de los inmigrantes del desierto, asaltaron al Estado con la complicidad del Presidente Yamil sin que les importe la masa humana del suburbio, que cada día se anegaba en los esteros. Entonces entendí la otra cara del imigrante, y lo que más duele es que ellos, imigrantes libaneses de tercera generación, caminan por la Quinta Avenida campantes y esperando volver, porque, según ellos, se sienten perjudicados por el Estado Ecuatoriano, el unico que puede salvar a la ciudad sumergida.

 

Ajustar manualmente el fragmento. Recuerde pulsar "Aplicar cambios"

 

Nombre: *

Email: *

* Opcional

 

 


Instrucciones:

1. Distorsión por substitución: En el fragmento que aparece resaltado con color rojo, haga click sobre la palabra que desea substituir. El ordenador le devolverá otra palabra perteneciente al mismo campo semántico.

2. Distorsión completa: Para distorsionar todas las palabras del fragmento a la vez, oprima el botón "Distorsión completa". Esta operación puede tardar algunos segundos.

3. Distorsión por edición: Edite libremente el texto del fragmento en el campo de edición que aparece mas abajo, y oprima el botón "Aplicar cambios". Hecho esto, el fragmento editado se verá resaltado en color rojo, y podrá seguir distorsionándolo.

4. Cuando desee finalizar con el proceso de distorsión, puede escribir su nombre y e-mail (opcional) y oprima el botón "Finalizar". La publicación de su distorsión estará pendiente de aprobación. Tome nota del número asignado a su fragmento y así podrá revisarlo en el índice de fragmentos apócrifos, o bien dentro de las distorsiones del fragmento original.