El libro flotante de Caytran Dölphin

 

#7

Cada cuerpo se convierte en fantasma. Una vez que aquel desaparece, lo que queda ardiendo es el nombre. Pero pronuncia el nombre de quien odias o amas, y te darás cuenta que tira de ti. Tu nombre, que no podrá ser pronunciado por el otro, se vuelve fantasma.

 

Siguiente

 

2 Distorsiones
5 Comentarios

Leer la introducción del proyecto